fbpx

Edificios Verdes: La Sostenibilidad es más que una moda

Autor: Jhorman Zavala

Certificaciones como LEED, EDGE o BREAAM son cada vez más comunes para un sector construcción que incentivan las edificaciones sostenibles, con eficiencia energética y respeto por el medio ambiente.

Construcciones verdes

El mercado de edificaciones verdes ha crecido exponencialmente en los últimos años. Francesca Mayer, Coordinadora Ejecutiva del Consejo Peruano de Construcción Sostenible – GBC PE, comenta que el número de edificios certificados con eficiencia ambiental en el Perú supera los 120, y existen 200 proyectos más en camino. Esto no solo demuestra un aumento constante, sino la necesidad de edificaciones que cuenten en su estructura, diseño o implementación, elementos que contribuyan a reducir su impacto al medio ambiente.

Centro Empresarial Miraflores IV, certificado como LEED Platino. Cedida por Francesca Mayer. Perú GBC

Un edificio verde es aquel que gestiona sus sistemas de residuos, energéticos, hídricos o térmicos de forma que sean eficientes, de manera que su propietario podría ahorrar hasta 300 soles al mes en electricidad, agua o áreas comunes, según cuenta la Gerente General de la consultora en sostenibilidad LEAF, Ana Lucía Granda

Eficiencia y Diseño

Para ser un edificio verde, se necesita cumplir estándares ambientales que son reconocidos por certificaciones tales como LEED, EDGE o BREEAM. Mayer señala que el proceso de certificación no suele durar más de 3 meses y genera un costo de máximo un 12% del proyecto si se busca la certificación más alta. “Pero por lo general, el costo no supera el 3%”, indica.

Granda sostiene que la etapa de cabida es el mejor momento para iniciar un proyecto sostenible, de forma que se pueda implementar tanques de gestión de aguas residuales, paneles fotovoltaicos, un diseño que mejore la ventilación -y por tanto la temperatura interior- o materiales que sean considerados ecológicos.

Sin embargo, un proyecto puede volverse también sostenible durante su construcción, o cuando ya esté finalizado. Los cambios no serán tan drásticos, pero se puede implementar materiales o sistemas de gestión que mejoren la calidad de vida y ambiental, sin descuidar la rentabilidad del proyecto. “El retorno de inversión se ve. Un edificio de oficinas para ser sostenible puede cambiar 8 equipos gigantes de aire acondicionado por 16 compactos, ocupando menos espacio y utilizando el restante en paneles solares” afirma Granda.

Volviendo los edificios más eficientes es una forma de reducir el gasto del comprador final a largo plazo, pero también es una estrategia política incentivarlos con miras a cumplir lo estipulado en el Acuerdo de Paris.

El gran reto en Perú

El Gobierno Peruano establece entre sus políticas el Código Técnico de Construcción Sostenible y el Decreto Supremo N° 022-2016-VIVIENDA, que configuran ciertos parámetros para la infraestructura y materiales en construcción. Además, distintos municipios y distritos dentro del país aprueban continuamente ordenanzas que estimulan este tipo de edificaciones.

Por ejemplo, Ordenanza Municipal N°25-2019 en Cusco, una de las ciudades más turísticas de Perú concede que los proyectos diseñados bajo los estándares sostenibles puedan construir sus pisos más altos y destinar espacios para las áreas verdes. “El margen de ganancia entre un proyecto EDGE con uno que no lo es, aumenta en un 28%” indica Granda.

Hoy los ahorros en utilidades hacen que tecnologías destinadas a eficiencia energética en edificios puedan ser más rentables. “Antes un proyecto de este tipo (paneles solares) se pagaba en 20 años, hoy se paga en 3 años” señala Arturo Letelier, Gerente Comercial de Lumisolar, empresa distribuidora de tecnología fotovoltaica en Chile y Perú. Más aun, estos edificios tienen un margen mayor de ganancia para el desarrollador, como señala Granda.

Un reto para expandir la construcción de edificaciones sostenibles, es la informalidad del sector. En Perú el 70% de viviendas es informal según señala la Cámara Peruana de la Construcción. Esto representa no solo un riesgo estructural, por la falta de supervisión en la infraestructura y materiales, sino también un mercado retador para la edificación de construcciones sostenibles.

Proyecto More Buceo, certificado como LEED. Foto Cedida por Ana Lucía Granda Leaf.

El segmento de las construcciones verdes se ha vuelto más importante durante la pandemia. Ambas entrevistadas coinciden que en los sectores económicos A, B, C, el interés por la sostenibilidad en las viviendas ha crecido exponencialmente.

Francesca Mayer apunta que la coyuntura ha concientizado a la población sobre la importancia de la naturaleza y vivir con espacios en calidad. “El día de hoy la palabra verde se ve en muchos materiales de marketing. El verde ha venido para quedarse”. Ana Lucía Granda añade “El crecimiento relacionado a edificaciones verdes se mantuvo constante incluso en la pandemia. En Leaf tuvimos que contratar más personas, aumentamos sueldos porque el rubro se seguía moviendo”. Esta consultora creció en los últimos años más de 200%.

Sin embargo, para incrementar el potencial de este sector, ambas señalan que se necesitan beneficios económicos que incentiven el desarrollo e inversión en estos proyectos. Granda indica lo fundamental del apoyo bancario, no solo para los compradores, sino para los desarrolladores, con una tasa crediticia que beneficie la financiación. Existen casos de “créditos verdes” en Latinoamérica como en el Banco Pichincha en Ecuador, o Bancolombia, en Colombia. Ella comenta que fondos de inversión como Paladin Realty Partners o Peninsula Investments también financian proyectos de edificaciones que buscan la certificación.

Por su parte, Mayer confía en que habrá mejores políticas gubernamentales que beneficien también a los proveedores de insumos para las edificaciones “se necesita respaldo, incentivo o algún tipo de flexibilidad de parte del gobierno con trámites, licencias para incentivarlos a la sostenibilidad” sentencia.

Esta tendencia que poco a poco se convierte en un estándar, impacta a una gran cadena de valor en el sector de la construcción. Quienes quieren volver su proyecto sostenible están conscientes del beneficio final. “Es un tema de marca, las inmobiliarias gastan más en marketing que el costo que les saldría para volverse sostenibles. El volverse sostenibles les va ahorrar muchísimo, vale totalmente la pena” finaliza Ana Lucía Granda.

Conoce más sobre las certificaciones para las edificaciones verdes.

Francesca Mayer, Gerente General – Perú GBC

GBC – Consejo Peruano para la Construcción Sostenible

Redes Sociales: FacebookInstagram

Ana Lucía Grada, Gerente General – LEAF

LEAF S.A.C.

Redes Sociales: FacebookInstagram

Share:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

sobre

Suscríbete a nuestro boletín

Nuevas notas de investigación, información sobre oportunidades y enlaces a eventos de referencia para los negocios verdes en América Latina directamente a tu correo

También te puede interesar

¿Cómo construtir acero sostenible?

Negocios Verdes conversó con la siderúrgica con más presencia en territorio colombiano sobre cómo se puede generar acero que respete al medio ambiente y a

Reciclaje al alcance de un click

Greener Bio, la premiada aplicación para celulares, busca simplificar la forma de reciclar y recuperar los residuos de los hogares argentinos. ¿Reciclar con una app?

Suscribete a nuestro boletín mensual

No te pierdas nuevo contenido en temas que te interesan